El interior de un edificio real en el centro de la ciudad.
Pasillos con puertas que permiten acceder a los interiores de los departamentos, cinco departamentos distintos y la terraza.
Los espectadores pueden abrir las puertas e ingresar a esos espacios.
Dentro de los departamentos hay diferentes situaciones con actores. Algunas bastante cotidianas, otras más enrarecidas. Las situaciones casi no tienen diálogos.
Cada espectador tiene un sistema de audio con auriculares a través del que escucha cosas sobre las situaciones que ve en los departamentos. Historias sobre los personajes, sus pensamientos, etc.
A la manera de un “hombre invisible” el espectador puede recorrer los diferentes departamentos, hurgar en esas vidas y esos espacios, observar lo que hacen los personajes mientras recibe información por los auriculares.
Cada espectador puede elegir su propio recorrido por los pasillos del edificio y el orden de los departamentos a los desea entrar.

Meterse en la casa de un desconocido y ver qué pasa, qué hace, cómo es su vida, qué piensa en ese momento... esa es la fantasía. A veces el desconocido es alguien muy normal, otras no tanto.
El proyecto consiste en la intervención de los departamentos de un edificio real con situaciones ficcionales interpretadas por actores en las que se construye algo que se ve, que sucede en vivo, mientras al mismo tiempo se escucha un audio con una información que complementa lo que sucede. Las historias, los pensamientos de los personajes, los sonidos que se escuchan aportan una dimensión más amplia a lo que se ve representado.
El procedimiento se asemeja al de un “audioguía” de museo donde se recibe información a partir de un objeto expuesto y esa información cambia y resignifica lo que vemos. El contraste entre lo que se ve y lo que se escucha, a la manera de la voz en off del cine, genera dos mundos que a veces se complementan y otras contrastan.

Partir de un momento pequeño, cotidiano, y a través de las narraciones acceder a un universo más complejo, insospechado, con un estilo de historias casi imposible de representar con los procedimientos tradicionales del teatro. Una multitud de historias que por momentos se asemejan más a capítulos diferentes de una gran novela.
Cada situación es autónoma de las otras pero según cómo se elija verlas cambia la percepción de la totalidad.
El espectador está dentro de los departamentos, muy cerca de los actores, en el espacio de representación que a la vez es una vivienda, haciendo que lo privado y lo público se diluya.

Una forma distinta de actuar y una forma distinta de mirar. La actuación como un devenir cinematográfico y el espectador como la cámara.
Un trabajo en un lugar específico que además interactúa con el edificio en particular donde transcurre. El espectador como voyeur de espacios y vidas ajenas. La ciudad como escenario.
Desde las ventanas y desde la terraza se ven otros edificios de la ciudad. Algunas ventanas iluminadas a lo lejos. Nosotros desde acá los miramos. Ellos desde sus casas miran hacia acá.

Las escenas:
2°A - Un hombre que va a encontrarse con sus compañeros de colegio, recuerda los tiempos pasados. La situación transcurre en un living con ventanas a la calle.
2°B - Una joven escritora que se acaba de mudar a su nuevo departamento luego de haberse separado de su novio. Trata de empezar una nueva vida. La situación transcurre en un departamento con habitación y cocina.
2°C - El hijo de un famoso cantante de folklore esta filmando una pelicula en la cual él representa a su propio padre. Ahora esta ensayando una escena dificil con una actriz. La situación transcurre en un set de filmación montado en el departamento.
3°F - Tres revolucionarios que estan a punto de llevar a cabo un ataque en contra del capitalismo. Dos de ellos se encuentran jugando al ping-pong para relajarse esperando el momento del ataque. En la habitación de al lado, un terero sufre el remordimiento de haber sido forzado a traicionar a sus compañeros delatando el ataque. La situación transcurre en un departamento vacio con living, habitación, baño y cocina.
4°L - Una joven pareja haciendo el amor en la habtación. Empezaron a salir hace poco y se están conociendo. En la habitación de al lado el ex-novio de la chica escucha los ruidos de la habitación contigua y reflexiona acerca de como manejar la situación. Trasncurre en un departamento con habitacion, cocina, living y balcon.
TERRAZA - Un maestro de mediana edad pasa todas las noches en la terraza de su edificio mirando las ventanas de los otros edificios y reflexionando acerca de su propia vida. La situación transcurre en una terraza al aire libre en el ultimo piso del edificio.

 

Textos y Dirección: Mariano Pensotti
Escenografía: Mariana Tirantte
Luces: Matías Sendón
Música y diseño sonoro: Federico Marrale
Asistencia de dirección: Clara Muschietti
Producción: Grupo Marea (Pensotti/Sendon/Tirantte/Marrale) y Centro Cultural Rojas
Producción ejecutiva: Gustavo Schraier
Productor asociado: Marcelo Schostik, Luciana Zylberberg

Actores
Edgardo Castro, Mariana Cavilli, Ezequiel Benzadon, Debora Zanolli, Eliana Niglia, Walter Jakob, Esteban Bigliardi, Martin Lavini, Barbara Garcia Di Yorio, Julian Tello, Guillermo Valdez, Osmar Nuñez (voz en off), Silvia Hilario (voz en off)

Interiores fue estrenada en el 2007. Participó del Proyecto Intervenciones del Centro Cultural Rojas, del Festival Internacional de Buenos Aires y durante tres meses intervino un edificio en Avenida Corrientes al 2000 en Buenos Aires. Obtuvo el Premio F para su realización.